TIPS DE MAMI

¡Qué no, que no puedo comer jamón!

Todavía sigo sin entender porqué a la gente, sobre todo a los mayores, le cuesta tanto entender que para evitar la toxoplasmosis debes, entre otras cosas, tener mucha precaución con ciertos alimentos. Como sabéis, es aconsejable no comer vegetales crudos fuera de casa, evitar el jamón y las carnes crudas… Ahora que llegan las Navidades deberás armarte de paciencia y repetir una y otra vez: ¡Qué no, que no puedo comer jamón! Y, entonces, unas te dirán que no pasa nada, que en su época se ponían ciegas en la matanza… otros que qué delicada te has vuelto desde que estás embarazada… algunos que las probabilidades son tan pequeñas que no te va a tocar a ti… Y yo me pregunto: ¿si a ellos les dijeran que hay una mínima posibilidad de que a su pequeño le pasara algo comerían jamón? ¡Por favor, que sólo son nueve meses! 

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

  • Reply mipequenokoala noviembre 25, 2011 at 11:39 am

    Yo lo que hacía era congelarlo… 😉 así me pude permitir algún caprichito 😉

  • Reply Trastadas de mama noviembre 25, 2011 at 1:21 pm

    Recuerdo la comida de navidad del año pasado, sentada a mi lado “¿Tricius puedo comer croquetas?, ¿puedo pedir esto para comer?”
    Que miedo teniamos las dos a que comieras algo que te sentara mal o pudiera hacer daño al bebé.
    Yo opino lo mismo que tu, son solo nueve meses, ¿asi es que porque arriesgarse?

  • Leave a Reply