Las chuches - Espacio de crianza
Uncategorized

Las chuches

Sé que con este post me van a llover críticas de todos los sectores: los sinhijos (que pensarán: «esta tía es cruel con  Leo») y los conhijos (que creo que dirán que soy una histérica fryki), pero os lo digo: ¡No doy chucherias a Leo! Solo ha probado los Aspitos, que es una guerra que tengo perdida con mi madre. Si alguno se ha quedado pensando que tanto para eso… le diré que siento verdadera presión cuando no quiero comprar a mi hijo un chupachups o no le compro una bolsa de pelotazos después del cole.  Me preocupa porque creo que él se queda pensando a ver mamá por qué ese niño tiene la lengua azul y un bollo con regalo y yo me tengo que comer el sanwichs de jamón del pueblo. Pero lo peor, es que también me siento presionada con los padres, que me preguntan por qué no le doy chucherías. Leo acaba de cumplir dos años y creo que no le aportan nada. No me creo que un niño cene bien después de haberse zampado en el parque todo tipo de guarrerías, así que luego no nos quejemos… Y ,sí, digo guarrerías. Mirar lo que dice Diego Rivera, Licenciado en Tecnología de los Alimentos (Asociación Vida Sana www.vidasana.org):

Las golosinas o chucherías que consumen casi a diario los niños, y los no tan niños, son un amasijo de aditivos, saborizantes, colorantes y espesantes que atentan contra la salud y ponen en peligro el correcto desarrollo físico y emocional. Algunos de los colorantes identificados en las golosinas que se venden en los mercados convencionales son el E-102 (que dan color amarillo-naranja), E-110 (naranja), E-122 (rojo) y E-129 (rojo oscuro), causante de alergia y procesos asmáticos de origen alergénico. Otros colorantes sintéticos, altamente peligrosos, son el E-133 (azul brillante) que se ha demostrado residual y se acumula en riñones y vasos linfáticos, y el E-131 (azul), que produce urticaria en algunos niños.

Más: La Organización Mundial de la Salud (OMS) puntualiza que entre los colorantes autorizados hay un grupo llamados «azoicos» que pueden producir reacciones adversas en individuos predispuestos. En concreto, son capaces de desencadenar asma en personas con este problema. Es por ello que los especialistas se muestran rotundos: las golosinas no tienen ninguna ventaja para el organismo, o lo que es lo mismo, no aportan nutrientes interesantes a nuestro cuerpo, de ahí que no sea recomendable su consumo. (http://www.alimentacion-sana.org/informaciones/novedades/golosinas.htm)

Y, está claro, yo me gastaba los veinte duros del domingo en chuches y aquí estoy ,y tampoco digo que Leo no las vaya a probar ni a comer, pero no se las daré como premio ni como una costumbre porque más bien siento que comer eso es un castigo. Vamos que no me importa que suba el IVA de LOS CHUCHES (Rajoy me lo has puesto a huevo)

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=r3SzgiBwbX0&w=420&h=315]

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Miriam octubre 16, 2013 at 9:49 am

    Además, no hay que olvidar que el azúcar es adictivo y cuantas mas chuches le des más querrá. Mucho mejor los dulces caseros!!!!

  • Reply Supermama octubre 16, 2013 at 12:16 pm

    Yo era como tu…y digo era porque es muy difícil lidiar con tanta gente…venga, come chuches, come chuches….mi suegra, mi cuñada, el amigo que las lleva al parque, el que los baja a la piscina….mira un dia me paso que e ofrecieron un chicle y como no lo cogió (los niños no comen chicles, dijo el pobre) le miraron raro…
    He decidido que yo en casa no le doy chuches, y en la calle intentamos evitarlas, pero si aparecen…las probaremos! a quien le amarga un dulce!
    Y lo mismo con zumos, batidos…

    El chocolate es una batalla perdida…

  • Reply Verónica octubre 16, 2013 at 8:28 pm

    Estoy totalmente de acuerdo en no dar » porquerias» a los niños pero mi decisión parece que sea algo malísimo para el resto de madres y en el parque más de una me ha mirado con mala cara cuando digo que no le den a mi hija. Lo ven tan normal que no aceptan alguien que haga lo contrario. Sinceramente estoy bastante asqueada porque yo no trato de convencer a nadie diciendo lo malas que son y que no aportan nada pero ellos no me respetan y lo que más me fastidia es que le den cosas sin ni siquiera preguntarme y si fuera alérgica a alguna cosa?
    Yo prefiero llevarle fruta que es igual de dulce pero si que beneficia a mi peque

  • Reply TATIANA octubre 21, 2013 at 1:54 pm

    Mi hijo tiene año y medio y ha comido gusanitos y chupachup lo confieso, pero también digo que no es algo que haga todos los dias ni que lo haga para darle un premio. Yo creo que como todo en la vida, lo malo está en el exceso y si de vez en cuando se come un paquete de gusanitos no creo que le siente tan mal, pero lo decido yo que soy su madre. Buenas las golosinas nadie puede decir que sean, eso está claro.
    Yo lo que si pienso es que hay que respetar a todas las madres y que cada una haga lo que vea conveniente para su hijo, es su hijo y al igual que yo quiero lo mejor para él lo querran el resto de madres con sus hijos. Y por supuesto, yo sin el permiso de una madre no le daría nada de nada a su hijo, por lo que decis, y si el niño/a es alergico. Hay que tener mucho cuidad.
    Un saludo a todas.

  • Reply vaneyosu24 noviembre 6, 2013 at 3:25 pm

    Pues te dejó mi opinión mi hija mayor ahora tiene casi 3 años y el pimer chupachups que comió fue con 2 años y tres meses, yo también me considero estricta en ese aspecto pero pienso como tú, lo malo que las influencias de otros niños y padres que dan chuches sin preguntarte y encima es lo que dices que te preguntan si tiene algún problema. Estoy totalmente d acuetdo cotigo.

  • Leave a Reply