ESCUELA INFANTIL, LEGAKIDS

Cambios de comportamiento al iniciar el cole

Llevo tres días seguidos dejando a Leo llorando en la fila del cole. Alguna madre me ha dicho que lo hace por chantaje, pero creo que algo le pasa. Los primeros días iba muy ilusionado y contento. Además, en casa compartía con nosotros sus vivencias. Ahora, casi un mes después del inicio, demanda mucha más atención, en ocasiones me desafía y llora de una forma escandalosa… No lo había hecho antes. Cuando sale, le noto agotado y cuando le pregunto cómo ha ido el día me responde con un simple bien.  jjjj… vale, aquí podéis pensar, pues ya está. Si dice bien, es bien. Desde luego es una etapa de cambios: el cole, mi embarazo; que ya es muy evidente, su papi; que está a tope de trabajo… Quizá sea también mi actitud. Flipo con empezarcoleque un niño de tres años tenga horario de clase (con su inglés, su atención educativa/religión, informática, psicomotricidad, SIN música…), que se quede en la fila quieto hasta que venga la profe, que la siesta sea mini, que al salir nadie me cuente que tal ha ido todo, que no sepa si ha comido bien o mal. La gente me dice que el cole es así, pero sinceramente no quiero conformarme con “es que es así”. He hablado con una profe de infantil y me dice que los recursos son escasos y que no pueden estar al final de clase dando el parte a cada padre/madre. Voy a ver cómo es el AMPA, quizá desde ahí se puedan mover cosillas. Aunque sé que es algo generalizado, casi todas las madres que han llevado a sus hijos a escuelas infantiles dicen que es un cambio fuerte y duro. ¿Lo habéis notado vosotr@s?

Previous Post Next Post

You Might Also Like

9 Comments

  • Reply entremishoras octubre 7, 2014 at 12:27 pm

    Sí, lo he notado y muchísimo. Yo dejo a Niño por la mañana en acogida y no sé si sabe ponerse en la fila, si atiende en clase o no, si se relaciona bien con los compañeros, si come o no come, si hace siesta o no… Lo recojo a las 16.30 y como él lo de hablar lo lleva muy mal pues no me explica nada y la verdad es que este desconocimiento de lo que le sucede a mi hijo durante el día me mata, aunque intento acostumbrarme. Y claro si encima notas un cambio de actitud como en tu caso, hace que te preguntes si acaso algo va mal… Pienso que con 3 años tampoco sería tanto sacrificio poner un papelito con un poco de explicación, no hace falta saber todas las actividades qu hacen, pero sí cómo han comido o dormido, y si ha habido alguna cosa especial.

    • Reply Espacio de Crianza octubre 8, 2014 at 1:20 pm

      Sí, ¿verdad? Aunque sea en un tablón que indiquen que han pasado bien el día y han comido…

  • Reply Nani de Preparando la llegada del bebé octubre 8, 2014 at 9:27 pm

    Uff Claro que lo hemos notado! Lo estamos llevando regular por la falta de información en general. Hemos pasado de que te informen en su libreta de incluso si ha hecho caca y cuantas veces, a recogerlo al cole y al cogerlo en brazos notar que lleva el culito al aire porque no se ha subido bien los pantalones y el calzoncillo y que su profe ni se haya dado cuenta.

  • Reply gema octubre 24, 2014 at 5:59 am

    Soy profe de infantil y, ahora, también madre de un niño de tres años. Tenéis razón en lo que decís, el problema son las ratios. 27-28 niñ@s de 3 años(algun@s todavía 2) es una exageración para un sólo profe: no podemos trabajar como nos gustaría hacerlo y os aseguro que lo intentamos cada día. Hay que luchar en esa dirección: disminuir las ratios.

  • Reply Yolanda noviembre 1, 2014 at 9:39 am

    Hola a todas!

    Acabo de encontrar tu blog, por casualidad, como casi todas las cosas buenas en la vida. Te felicito!.

    Mi hija tiene 10 años y os entiendo a todas.

    Leyre, cuando ingresó con tres añitos en el cole, no es que estuviese rara, al segundo dia dejo de comer cuando anochecía, la tenía que dormir en mis brazos y un largo etcétera que hizo decidirme a coger “excedencia” que prolongué dos años (mi jefa jamás quiso cambiarme el turno -siempre de tarde-….al final he acabado “despedida” despues de 20 años de trabajo).

    Para resumir “muucho”:

    Chicas, haced lo que os dicte el corazón en relación con el cole y la vida en general. No temáis al “uff me da cosa decir lo que pienso a la profe…no vaya a pagarlo con mi hijo o hija. Mejor que te pongan la etiqueta de “madre sobreprotectora” que de “madre aborregada”.

    No os preocupéis si vuestros hijos no os cuentan cosas ya que, si no lo hacen, no podéis hacer nada, nada más que esperar a que, poco a poco, os vayan diciendo algo y mientras darles muuucho amor y empatía y entrenar mucho el ingenio para “conseguir” esa información, tan valiosa (que una cámara web resolvería, si fuese obligado por ley….en fin…pero qué cosas se me ocurren!..).

    El caso de Leyre fue preocupante. Tuve la gran suerte de que le tocó una profesora que fue “un regalo del cielo” y es que sólo con verla y saber su nombre, Xana, pensé que tuvimos suerte y así fue.

    Os recomiendo que descubráis, si no le conocéis aún, al Pediatra Carlos Gonzalez y la lectura de uno de sus libros: “Quiere mucho…”.

    Un saludo a todas y un beso.!

  • Reply Yolanda noviembre 1, 2014 at 9:45 am

    Perdón, el libro se llama “Bésame mucho, cómo criar a tus hijos con amor”.

  • Reply Espacio de Crianza noviembre 3, 2014 at 8:43 am

    Muchas gracias por comentar en mi blog, y por tus recomendaciones. He leido el libro y fui a una conferencia sobre alimentación que impartió él, me gusta ese pediatra!! Creo que como dice Gema hay que luchar en esa dirección para que empiecen a cambiar las cosas!! Un saludo

  • Reply Casa de niños Burbujas, en Leganés | ESPACIO DE CRIANZA septiembre 10, 2015 at 1:30 pm

    […] amig@s. El cole es el cole, con reglas en ese periodo tan importante para el niño, para mi gusto, muy rígidas. La pequeña de la casa también está en pleno proceso de adaptacion en una casa de niños de […]

  • Leave a Reply