Browsing Category

PARTO

LIFESTYLE, PARTO, PSICO

Carta a mi hermana

Entre tú y yo, Don Pimpón a tu lado es un tirillas. Tienes los pies que casi no puedes andar, estrías, ojeras… Pero yo te miro y veo a la verdadera Laura, tan sonriente… tan feliz… No sé, echaba de menos esa sister; plena en todos los sentidos. Te escribo porque te quedan días, horas… para dar a luz. Y, aunque te cueste creerlo, ya no me querrás como ahora. Ni siquiera querrás como quieres ahora a tus pequeños sobrinillos. Ni a la withyou!, que se ha convertido en una tia 10!! (tampoco querrás igual a nuestro brother. Mírale a él, que sólo tiene ojos para Valeria) Es una sensación rara, a mi me costó pillarlo un poco, pero en el preciso momento en que veas la cara de tus dos hijos, ya nada será igual: te habrás convertido en madre y eso es una revolución que te cagas, lo vuelve todo al revés!!! No, en serio, te espera la mayor de las aventuras que una mujer puede experimentar en la vida. Un reto contigo misma con el que te darás cuenta de lo fuerte que eres, aunque eso también me lo has demostrado a lo largo de todo este tiempo.  Mi mayor consejo es que sigas tu intuición e instinto. Pide ayuda (no somos superwomans, esta sociedad nos la ha colado!!!) y no dejes que nadie cuestione cómo queréis formar vuestro nucleo familiar, aunque suponga una lucha constante…  Aprovecha cada caricia, lloro, baño, bibe… AYYYY!! Ya me veo llorando a pierna suelta junto a ti en el hospi al ver a mis sobrinillos (lo de lloronas no cambiará jajaja)!!  IMG_3927

PARTO, TIPS DE MAMI

Discos de lactancia opinión

Cuando estaba embarazada de Leo no leí nada sobre lactancia, creí que era algo natural y que sería fácil… La experiencia sin embargo fue muy dura. Así que en este embarazo sí me he documentado a tope, incluso tuve una sesión con una asesora de lactancia para conseguir dar el pecho sin pezoneras. El caso es que con Noa ya he ido al hospital por una mastitis y no he conseguido amamantarla sin pezoneras. Pero la diferencia en esta segunda maternidad es que ahora no “me flagelo” por nada, lo importante es que mi pequeñina se alimente bien, sea como sea. Cuando estaba en el hospital las matronas y enfermeras fliparon con la cantidad de calostro que tenía, empapaba todos los camisones, así que enseguida tuve que recurrir a los discos absorbentes. He usado de tela, que se supone que es lo más natural y recomendable, pero la verdad es que a mi no me convencen porque  me han irritado el pecho con la humedad. Además los tienes que lavar muchas veces. Así que he usado los desechable y tras testar bastantes marcas yo me quedo con los de Suavinex. Todos son un poco antiestéticos (es como meterte aún más relleno en tus tetas XXL), pero es lo que hay… Hay algunos que se venden como muy finos, es el caso de los de Dr. Brown, pero a mi me fueron fatal, la textura no es muy suave y encima se pegan a la piel. No los recomiendo.discos absorbentes lactanciadiscos absorbentes lactancia empapadores

OTRAS OPINIONES:

http://lamamavaca.blogspot.com.es/2013/05/discos-de-lactancia-comparativa.html

PARTO

Tripa después del parto

Se acabaron las visitas, se cayeron los puntos, vuelvo a sentarme apoyando todo el culo en el asiento, la producción de leche la tengo más o menos controlada… ¡Adiós postparto! Aunque hay algo (una tripa redondeada) que insiste en recordarme que hace tan sólo tres meses tenía una panza descomunal. Todas las matronas coincidieron en que después del parto se me había quedado el útero alto, a pesar de que para que bajara cada una de ellas me dio un apretón que no quiero ni acordarme del dolor. No hago ejercicio, sólo lo que me exige el peque mayor: ir al cole, llevarle a la pisci, jugar con él. Me levanto cansada y la verdad es que con la lactancia tengo bastante hambre, así que me veo gordita y creo que voy a tardar en recuperarme más que con Leo. Y eso es lo que hay, soy un poco Kate Middleton. Aquí os dejo una evolución de mi panza + linea alba, para que os fiéis de mí y sepáis que la recuperación después de un parto no es cosa de días (si das la teta, no tienes a alguien que te ayude las 24h, no vas al gimnasio…) como intentan hacernos creer las famosas y la publi.

TRIPA UNA SEMANA DESPUÉS DEL PARTO:
tripa después parto

TRIPA 15 DÍAS DESPUÉS DEL PARTO:

tripa después del parto

TRIPA UN MES DESPUÉS DEL PARTO:

tripa después parto

PARTO

Parto vaginal después de cesárea

Han pasado ya casi dos meses desde que nació mi hija Noa… y, sin embargo, recuerdo como si fuera ayer la tarde que escribí mi anterior post; tenía una barriga descomunal y estaba muy emocionada. De un día para otro pasas de ser una embarazada que se imagina cómo serán las cosas con dos hijos a convertirte otra vez en madre al oler por primera vez a tu hija, pasas de estar en el hospital y con tu familia ayudándote a llegar a casa y tener que pensar qué vas a hacer de cenar mientras tienes la teta fuera, esquivas los pañales del suelo y juegas a los superhéroes con tu otro hijo… Es un boom de emociones, actividad, trabajo y relax que viene y va durante las 24 horas del día ¡Es una auténtica locura!; pero lo cierto es que todo va fluyendo. No os voy a aburrir contándoos paso a paso cómo fue mi parto. Sólo quiero que aquellas embarazadas que han llegado hasta aquí por el título de mi post sepan que sí se puede parir de forma vaginal después de una cesárea (el parto natural se lo dejo a las valientes, yo cuando sentí que los ojos se me ponían en blanco, grité: epiduraaaaaallll). Aunque encontréis ciertas actitudes médicas y no médicas en contra (tuve que firmar un papel para intentar el parto vaginal), si tú estás realmente convencida tienes mucho terreno ganado. Ver cómo salía mi hija de mi cuerpo es lo más emocionante que he vivido nunca. Estar acompañada de mi pareja en aquel momento también me pareció irrepetible (sola en un quirófano y atada en cruz es el recuerdo que tengo de mi primer parto… Fue muy traumático para mí) Esta vez sí puedo decir que he disfrutado 100% del milagro de la vida, sentí intensamente cada contracción porque sabía que cada una de ellas me acercaba a mi hija, algo que no hice en el nacimiento de Leo. Recuerdo sonreír de felicidad cuando la matrona me dijo: ¡nos vamos al paritorio! Controlar la situación y sentir que eres fuerte, estar tranquila y concentrada en cada momento que estás viviendo (conecta contigo misma, date ánimos) dominar tú el dolor y no él a ti (grita sin sentir vergüenza si eso te hace aliviar el dolor) son los mejores consejos que puedo dar. Aquí os dejo algunas imágenes de cómo fue el día en que di a luz a mi pequeñina, era mi cumpleaños y fue un regalo precioso. parto después de cesárea

 

PARTO, PSICO

El segundo hijo

foto embarazada fotoinstantes

Copyright: www.fotoinstantes.es

Esta noche Leo ha cogido su linterna de Decathlon, ha recorrido él solito el salón, ha hecho pis y se ha vuelto a la cama. Me ha despertado y me ha dicho, mami ya he hecho pis para que no se me escape. Eran las 3:00 am. La tarde de antes, había jugado con sus superhéroes y me había dado tiempo a organizar tranquilamente la cena e, incluso, contestar mails pendientes. Hoy, cuando quedan días, horas, ¿minutos?… para dar a luz a mi pequeñina, tengo casi la misma sensación que sentía cuando estaba a punto de nacer mi hijo mayor: ¡¡Pero con lo tranquilos que vivíamos!! Sé que suena fatal, pero me asusta volver a empezar: el parto, la lactancia, el postparto, las reacciones y celos de Leo, los tira y afloja con el padre, mi pánico a defender en alto cómo quiero críar a mis hijos y lo difícil que me resulta que no me importe lo que dejen o no de opinar los demás… También pienso que es imposible querer con la misma intensidad que quiero a Leo (me estoy luciendo…) Menos mal que estoy hormonal perdida y con la oxitocina a modo de fuegos artificiales, así que al momento me imagino el olor a vida que tendrá mi hija, el poder que me va a otorgar cuando nazca, la sensación irrepetible de alimentarla. Veís, ya estoy con la lagrimilla (jjj). Este es también un post de despedida temporal, cuando esté con ganas y fuerza para escribir me encantará y espero contaros cómo fue el parto, qué dijo Leo al ver a su hermana, mis nuevos miedos… Aprovecho para desearos unas Felices Navidades y un 2015 irrepetible. Este año que se acaba no ha podido ser más feliz e intenso para mí (aunque también ha tenido sus curvas cerradas y derrapes…), culmina además con unas de las mejores noticias que alguien a quien quieres mucho te puede dar, con la llegada de mi hija, con la salud y el apoyo de los que me rodean,  con un proyecto profesional “conjunto” con mi pareja sólo apto para valientes (Te admiro) y que va a cambiar radicalmente nuestro día a día. ¡¡Qué ganas de todo, que cague también, que bajón y subidón!! (ya están otra vez las hormonas…)

PARTO

Leche en el pecho durante el embarazo

pecho leche embarazoApenas he escrito sobre mi segundo embarazo, es verdad eso que dicen que no se lleva igual. El ajetreo del trabajo, la entrada de Leo al cole, el cansancio… A veces incluso me siento mal por no prestar a mi pequeñina la atención que se/nos merecemos. Aunque hace un mes noté una conexión especial entre mi bebé, mi cuerpo y yo. Ya me pasó durante el embarazo de Leo y , aunque creo que hay quien pensará que es una guarrada, a mí me parece sencillamente mágico. Ocurre cuando tengo hambre (bastante a menudo jjj), la peque se empieza a mover y entonces de mi pecho sale leche (en realidad es calostro). Al principio me asusté, pero lo veo tan natural que ni siquiera se lo he comentado a la matrona. Eso sí, he de tener cuidado porque a veces mancho la ropa y no es plan…  Si estás embrazazada y te pasa, puedes utilizar los discos absorventes ( yo siempre uso los de Medela). A mí me parecen los mejores, otros me han irritado el pezón de la humedad. Si estás en casa, lo mejor es tener las lolas libres con una camiseta vieja o poner simplemente una gasita en el sujetador y cambiarla a menudo (el calostro es bastante pegajoso…)

PARTO, TIPS DE MAMI

De náuseas, vómitos, mareos… arrugas, flacidez y descolgamientos….

Creo que no hay nada más aburrido que escuchar a una embarazada quejarse, así que no os voy a dar la tabarra con la lista de síntomas desagradables que estoy sufriendo en este embarazo… (para que os hagáis una idea: una tarde me pusieros Primperan en vena en el hospital y por la noche ya estaba vomitando) Sí me ha parecido útil poner aquí el enlace de un artículo con un montón de remedios naturales para aliviar las náuseas : http://www.bebeagogo.com/2014/07/10/nauseas-en-el-embarazo-14-remedios-naturales/ ¡Muy bueno! Tiene mucha más gracia hablar de esas otras apariciones antiestéticas que van apareciendo cuando es tu segundo embarazo . Lo que me parece más preocupante es el montón de varices que me han salido en los muslos… más o menos unas miles de venitas rojizas… Creo que eso no se quita y además me duelen. También noto las carnes más fofillas y sobretodo me pregunto dónde acabará la cicatriz de la cesárea si mi tripa sigue creciendo a este ritmo…  Durante mi otro embarazo utilicé la crema Trofolastin para las estrías, es cara pero buena. Pero ahora que es veranito me apetece más el aceite. Así que estoy utilizando uno que me encanta:  100% natural, huele bien (la crema huele fatal) y no es nada pegajoso. Lo podéis encontrar muy baratito en: http://herbolariosur.com/producto/aceite-de-almendras-125-ml/1222/

aceite_almen_125.300x300

http://herbolariosur.com/producto/aceite-de-almendras-125-ml/1222/

PARTO, Uncategorized

Esta campaña publicitaria me repugna

o-FERTILITY-AD-570 Get Britain Fertile, como se llama el spot, se apoya en la desafortunada imagen de la popular presentadora de televisión Kate Garraway, de 46 años, pero no al natural sino transformada a base de photoshop en una anciana embarazada. Garraway, que tuvo dos hijos a los 38 y 42 años, se ha prestado a participar en el proyecto porque cree que ahora seguramente es “demasiado tarde” para tener un tercer hijo, como le gustaría.

¿Qué se nos pasa el arroz? ¡Basta de presiones!

PARTO, PSICO, Uncategorized

Sobre la depresión postparto

No sé si este término, depresión, es muy acertado. Yo lo llamaría “periodo de adaptación”, como cuando nuestros peques empiezan el cole: hay unos que lloran sin parar, otros van con miedo, pero seguros a la vez, otros dicen “pero por qué”… Y es que si después de un parto o una cesárea, después del inicio de la lactancia (o el intento), los entuertos, soportar las opiniones contradictorias de los demás, la falta de sueño, el sangrado, la recuperación de los puntos, los cólicos, el miedo a la muerte súbita de tu bebé… te quedas tan pancha, dime tu nombre, que hago trampas para que ganes el concurso de fotoinstantes. ¿Qué esperan que salgamos a bailar en el cuarto de hora libre del día? Perdonad, es que ahí aprovechamos para comer o bañarnos.  ¡Estamos estrenando nueva vida, disculpen las molestias! He oído como la gente comenta lo de la “depresión” postparto a la ligera: son unos días y luego se pasa, está un poco seria, tendrá depresión postparto (flipo)… Encima se considera un síntoma de debilidad. Creo que se debería estudiar mucho más la importancia que tienen los primeros días para la mamá después del parto. Os animo a leer una artículo que publica hoy El País sobre este asunto y comentarlo entre tod@s. http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/06/17/actualidad/1371492316_346521.html

depresion postparto

PARTO, Uncategorized

Hemorroides durante el embarazo y el postparto

Ay… qué post más “glamouroso” tengo después de una semana sin escribir…  Aqui, ante los millones y millones (jejejeje) de personas que leen este blog, os cuento que yo las sufrí.  Es un problema de lo más común durante el embarazo y el postparto, así que me he atrevido a contar mi experiencia por si alguna mamá le ayuda. El problema se produce por la congestión y dilatación de las venas del canal anal. Durante el embarazo, por el crecimiento uterino aumenta la compresión de estos vasos lo que favorece la aparición y empeoramiento de las hemorroides. Además, el estreñimiento propio del embarazo por los cambios hormonales y el tratamiento de hierro, la disminución del trabajo de la musculatura abdominal y la presión de la cabeza del feto, dificulta el desplazamiento de la materia fecal. Desde mi experiencia, (las sufrí durante el embarazo y el postparto y la verdad es que son un infierno….) os recomiendo estas cosillas que me fueron muy bien: evitar las especias, combatir el estreñimiento con dieta ligera y bebidas abundantes (es recomendable consumir hasta dos litros al día) y ejercicio moderado ( en yoga practiqué ejercicios de eliminación que me vinieron fenomenal, consultar a vuestr@ profe) . Es muy bueno los zumos de frutos rojos, el melón, la papaya, el kiwi. Me fue muy bien añadir semillas de lino a los yogures. También es importante que mantengáis una higiene estricta en la zona afectada. Durante el embarazo, el postparto y la lactancia no es recomendable usar cremas (Mi matrona me dijo que no usase Hemoal) Si consultáis en vademecum.es (una web de consulta de medicamentos que os recomiendo) o miráis el prospecto, veréis que pone que no es recomendable su uso durante la lactancia y el posparto por riesgo de absorción. Yo le pregunté a mi matrona una alternativa y también a una enfermera en el hospital, y ambas coincidieron en aconsejarme la crema AVENOC. La probé y la verdad es que me funcionó estupendamente. ¡Espero que con estos consejillos estéis mejor! Se admiten más consejos para compartir con otras mamis. ¡Gracias!