Browsing Category

PSICO

PSICO, Uncategorized

“Feliz” día de la mujer trabajadora

En este mismo momento quizá una menor esté sufriendo una violación en Ciudad Juarez, se esté llevando a cabo una ablación de clítoris en África o un grupo de despreciables mafiosos esté mandando a unas cuantas jóvenes del Este a España para ejercer la prostitución… Al mismo tiempo, mucho más cerca, en la puerta de al lado de tu casa, un hombre está gritando a su mujer y ha tirado contra el suelo un plato de sopa porque estaba fría (Eso es violencia, no se persigue, se silencia… pero de hecho creo que ahí está la raíz de toda esta lacra) Y, aunque seguro que nunca te lo contará, tu hija ha podido ser protagonista de un vídeo con su novio que se ha hecho viral entre los compañeros del instituto. Él es un machote, ella; una puta. Así que ante estas pocas pinceladas que se me acaban de ocurrir de las cosas a las que tenemos que enfrentarnos hoy las mujeres, no me siento animada para celebraciones, la verdad. Para colmo nos han añadido el término “trabajadoras” (muchas gracias, oiga). ¿Trabajadoras? No, esclavas 2.0. Algun@s diréis que me estoy pasando, que hemos conseguido mucho (patatín patatán), pero yo sinceramente me siento injustamente tratada por esta sociedad. Por favor, pensadlo, somo creadoras de vida! La sociedad debería ponerse a nuestro servicio para que todo fluyera mucho mejor. Sin embargo, es al revés. Eso sí, nos facilitan todo tipo de cremas para estar siempre bellas (muchas gracias otra vez). Y aguantamos, y aguantamos porque no somos de incendiar papeleras. Estamos muy por encima de eso, somos más sutiles e intuitivas, pero estamos tan atadas de pies y manos que nuestra revolución está paralizada. Mi madre siempre me dice que lo mejor es tener un trabajo para poder ser independiente. La entiendo y estoy de acuerdo con ella, pero lo que no me explico es porqué tenemos que pagar un precio tan alto. Es injusto y me preocupa de cara a mi hija, no quiero que pronuncie la palabra renunciar. ¿Qué hacemos? Es urgente, porque no podemos esperar a las soluciones que se les ocurra a la pandilla de inútiles que se están peleando en el Congreso. No se trata de darnos 100 euros al mes, escuelas infantiles ni horarios… ¿Nos estáis tomando el pelo?

IMG_8483

 

PSICO

Los colegas de tu hij@

¿Te has dado cuenta que algunos de los amiguillos del cole de tu hijo seguramente le acompañarán casi toda su vida? Me encanta ver la minipandi que Leo ha creado: se reúnen después del cole en el patio, se quitan la merienda, se pelean todo el rato y luego hacen una carrera para salir del cole e irnos a casa… Todos los días igual. Me hace recordar a mis amigas de la infancia y lo importante que han sido para mí. ¡Es que hay cosas que sólo ellas saben!, y me tranquiliza que así sea. Las primeras excursiones fuera de casa, nuestros primeros calimochos, nuestros primeros novietes, nuestros primeros lloros por esos primeros novios cabroncetes, ir a sitios donde no debiéramos, probar cosas que tampoco… alejarnos unas de otras cuando encontramos a nuestra pareja, volvernos a unir cuando se nos pasó el atontamiento… Ahora que soy madre lo veo de otra manera (como prueben el calimocho antes de los 25 les mato, jajajaj) No hay nada que pueda ocultar a mi amiga Fur (la conozco desde que tenía 3 años!!), creo que aunque se lo oculte ella sabe si estoy triste o contenta. Me encanta charlar con Rok, me complementa tan bien! Mery es mi loca adorable con la que me rio muchísimo y Gord es una auténtica pasota que, sin presiones, aparece cuando debe. Está claro que ya cada una hace su vida, que si volviéramos a juntarnos en una de aquellas escapadas de camping nos tiraríamos de los pelos… ¡No os aguantaría a ninguna!  Es una de las cosas que también me fascina de la infancia, siempre cuadra todo. Luego, cuando maduramos, nos volvemos insoportables. ¿Tienes amigas de la infancia? Pues pon hoy en el chat del wasap algunas de vuestras aventuras de adolescentes o saca del album alguna fotillo de papel… os vais a echar unas risas, seguro! Captura de pantalla 2016-02-17 a las 12.44.31

PSICO

Para mi hija, y para mí

IMG_4427Amo tanto la vida desde que estás, que hoy me he sorprendido pensando en mi muerte y, egoistamente, he forzado esa imagen hacia otro lado. Creo que incluso muerta no soportaría perderme el cómo te irás convirtiendo en una mujer. Qué injusto; no, no quiero perderme eso. Te imagino fuerte, con personalidad, rápida, rebelde y luchadora… Creo que te va a gustar el olor a río. Pero, ¿sabes qué? Si, por el contrario, fueras sumisa, lenta y conformista, te querría tanto o más. Incluso te perdonaría si prefirieras el mar a un río. Te respeto por encima de todo, hija. Nunca tengas miedo a ser cómo realmente quieres ser; como dice papi, el miedo solo sirve para paralizarnos. Vas a hacer un añito y ya no hay quién te pare: das pasos de un lado a otro y parece que cada vez que te lanzas a caminar quieres llegar más, más y más lejos ¡¡Ya te envidio por eso!! Me encanta cómo defiendes tu espacio frente a Leo, pero tampoco te pases que tu hermano es demasiado paciente. Flipo al verte comer, tú me haces la mejor cocinera del mundo, y eso si que no está pagao… hija! Te pido unas cosillas para este 2016. Anda, tómatelo como un propósito: deja de tocar los enchufes, subirte al lavavajillas, gritar como si no hubiera un mañana si tardo en calentar la sopa, y, por favor, para de abrir los botes de gel en la bañera, que no ganamos para Palmolives. Mañana es mi cumple y no dejo de pensar en porqué habré perdido esa cara de ilusión que tenía justo a tu edad. Qué suerte tienes de estar en el principio de todo, de oler por primera vez un río…  IMG_2619

FELIZ NAVIDAD A TOD@S!!!!

LIFESTYLE, PARTO, PSICO

Carta a mi hermana

Entre tú y yo, Don Pimpón a tu lado es un tirillas. Tienes los pies que casi no puedes andar, estrías, ojeras… Pero yo te miro y veo a la verdadera Laura, tan sonriente… tan feliz… No sé, echaba de menos esa sister; plena en todos los sentidos. Te escribo porque te quedan días, horas… para dar a luz. Y, aunque te cueste creerlo, ya no me querrás como ahora. Ni siquiera querrás como quieres ahora a tus pequeños sobrinillos. Ni a la withyou!, que se ha convertido en una tia 10!! (tampoco querrás igual a nuestro brother. Mírale a él, que sólo tiene ojos para Valeria) Es una sensación rara, a mi me costó pillarlo un poco, pero en el preciso momento en que veas la cara de tus dos hijos, ya nada será igual: te habrás convertido en madre y eso es una revolución que te cagas, lo vuelve todo al revés!!! No, en serio, te espera la mayor de las aventuras que una mujer puede experimentar en la vida. Un reto contigo misma con el que te darás cuenta de lo fuerte que eres, aunque eso también me lo has demostrado a lo largo de todo este tiempo.  Mi mayor consejo es que sigas tu intuición e instinto. Pide ayuda (no somos superwomans, esta sociedad nos la ha colado!!!) y no dejes que nadie cuestione cómo queréis formar vuestro nucleo familiar, aunque suponga una lucha constante…  Aprovecha cada caricia, lloro, baño, bibe… AYYYY!! Ya me veo llorando a pierna suelta junto a ti en el hospi al ver a mis sobrinillos (lo de lloronas no cambiará jajaja)!!  IMG_3927

PSICO

De bajón

Este fin de semana me he dado cuenta que todavía necesito mis “drogas”… Justo se me ha acabado el Floradix (ay si lo hubiera conocido durante el embarazo! Es hierro pero no estriñe nada en comparación con el Tardyferon, lo único malo es que es bastante más caro) y el Natalben Lactancia (también se lo recomiendo a todas las mamis que den el pecho) y he pasado dos días para olvidar: triste, cansada y con una cara pálida que ningún colorete de Mary Kay puede disimular. Noa parace que ahora necesita mamar más y se nota. Me levanto en plan zombi y lo único que quiero es beber agua, es como si me deshidratara durante la noche. ¿Habéis notado esa sensación? Además, cuando acaba el día, mi vista se nubla. Supongo que estoy más flojilla, en cuanto empiece a tomar el hierro confio en que esta sensación disminuirá. Creo que también influye la estación del año en la que he dado a luz. Desde que nació la pequeñina no he salido apenas de casa (Tirar la basura durante enero y febrero era todo un acontecimiento) por el duro invierno. Echo de menos el paseito que daba cada día cuando Leo era peque, nació en julio y fue muy diferente. Sin duda es mucho mejor que los bebés nazcan en primavera o verano, ¿verdad? fotoinstantes

PARTO, PSICO

El segundo hijo

foto embarazada fotoinstantes

Copyright: www.fotoinstantes.es

Esta noche Leo ha cogido su linterna de Decathlon, ha recorrido él solito el salón, ha hecho pis y se ha vuelto a la cama. Me ha despertado y me ha dicho, mami ya he hecho pis para que no se me escape. Eran las 3:00 am. La tarde de antes, había jugado con sus superhéroes y me había dado tiempo a organizar tranquilamente la cena e, incluso, contestar mails pendientes. Hoy, cuando quedan días, horas, ¿minutos?… para dar a luz a mi pequeñina, tengo casi la misma sensación que sentía cuando estaba a punto de nacer mi hijo mayor: ¡¡Pero con lo tranquilos que vivíamos!! Sé que suena fatal, pero me asusta volver a empezar: el parto, la lactancia, el postparto, las reacciones y celos de Leo, los tira y afloja con el padre, mi pánico a defender en alto cómo quiero críar a mis hijos y lo difícil que me resulta que no me importe lo que dejen o no de opinar los demás… También pienso que es imposible querer con la misma intensidad que quiero a Leo (me estoy luciendo…) Menos mal que estoy hormonal perdida y con la oxitocina a modo de fuegos artificiales, así que al momento me imagino el olor a vida que tendrá mi hija, el poder que me va a otorgar cuando nazca, la sensación irrepetible de alimentarla. Veís, ya estoy con la lagrimilla (jjj). Este es también un post de despedida temporal, cuando esté con ganas y fuerza para escribir me encantará y espero contaros cómo fue el parto, qué dijo Leo al ver a su hermana, mis nuevos miedos… Aprovecho para desearos unas Felices Navidades y un 2015 irrepetible. Este año que se acaba no ha podido ser más feliz e intenso para mí (aunque también ha tenido sus curvas cerradas y derrapes…), culmina además con unas de las mejores noticias que alguien a quien quieres mucho te puede dar, con la llegada de mi hija, con la salud y el apoyo de los que me rodean,  con un proyecto profesional “conjunto” con mi pareja sólo apto para valientes (Te admiro) y que va a cambiar radicalmente nuestro día a día. ¡¡Qué ganas de todo, que cague también, que bajón y subidón!! (ya están otra vez las hormonas…)

PSICO

Ser autónoma y estar embarazada

mamáautonomaEspero que si has llegado hasta aquí no sea porque estás en mi situación… Y es que mientras escucho por la tele todo lo que ha mangao la cúpula de Caja Madrid durante años, intento recopilar la información que me exigen los tres formularios que debo cumplimentar para poder acceder a que alguien de ibermutuamur estudie mi caso.  Luego viene la segunda parte…. En total, estoy reclamando una cobertura de unos 480 euros para poder descansar durante los dos meses que me quedan de embarazo. ¡Cielos, el Rato se gastó 2.000 pavos en copas en dos días! No me considero una mujer “quejica” (si es que alguna lo somos). He currado en el primer trimestre mientras vomitaba a cada hora, acabo de pasar una crisis asmática severa y tengo anemia. Como comprenderéis, trabajar de noche cada día en una agencia de comunicación y redactar reportajes durante el día para una revista se me va haciendo cuesta arriba en mi semana 29 de embarazo. Voy a mi médico de cabecera, se lo cuento, y me dice que claro que al ser autónoma no tiene mucha idea y que eso va por otro lado y que lo tengo que gestionar con la mutua. Llamo a la mutua y ni si quiera me dejan esplicarme. Rellena los formularios F1, F2, F7… me dicen. La cobertura, si es que me la dan, empieza después del largo proceso de evaluación. Este mes no cobraré por que por mi propia salud he decidido parar y descansar. Además, llegados a este punto, viene el no vas más de ser autónoma y estar embarazada: decirle a tus jefes (sí, tengo jefes) que vas a parar de realizar tus colaboraciones más o menos durante unos 6 meses. Sé que es una situación difícil en cualquier trabajo, pero si eres autónoma creo que mucho más. En mi caso sólo tienes la palabra de tus jefes: Tranqui, te esperamos! (Tengo suerte, ambos han respetado mi situación) Pero solo son palabras… no hay ninguna servilleta de bar, contrato o ley que te garantice que cuando tu puedas de nuevo incorporarte al mundo laboral sigas teniendo tu huequito. Mientras, debo seguir pagando mi cuota de autónomo, mi cuota al gestor… No hay nadie que conozca en mi situación, asi que me encantaría conocer otros casos y cómo lo habéis gestionado. GRACIAS!

PSICO

Cosas que las abuelas no soportan de las madres

Ay-Las-Abuelas

Uno de los temas con los que más me río en los blogs de madres es con las “críticas” que cuentan sobre las abuelas. Podríamos hacer una exhaustiva catalogación basándonos en sus comportamientos:  las pesadas (Ella: el niño tiene frío tápalo, Tú:no, Ella:uy que aire, tápalo, Tú:que no, Ella: en cuanto te descuidas tu hij@ está tapado…) las egocéntricas (pues yo le di el pecho hasta los X meses, pues yo le hacía unos purés, pues yo no tenía ayuda…), las sobradas (me vas a decir a mí cómo críar a un hijo, que he sacado adelante… x) Si os sentís identificad@s, os recomiendo este post… me decojoné con él: http://padresfrikerizos.blogspot.com.es/2012/11/sintomas-de-abuela.html Pero, quietos paraos, porque he detectado corrillos de abuelas en los parques que nos ponen de vuelta y media a nosotras. Aquí van algunas de las críticas más comunes sobre las madres= hijas a las que no se les puede decir nada…. jajajaja

1. Son enemigas de nuestro pediatra. No soportan que les digamos que vamos hacer el puré de tal manera por que él/ella nos los ha explicado así. “Esta no tiene ni idea, métele puerro al puré que le da mucho sabor” (palabras de mi madre antes de salir de la consulta, y en voz alta…)

2. No entienden porqué nos sientan mal que nos digan cosillas como: “este niñ@ pasa hambre (y tú te pasas con la teta fuera todo el día…)” o que les digan a sus nietos lindezas como: “pues ya no te quiero”, “si no me das un beso no te compro nada”, “deja a tu madre ya que estás enmadrado…” “que malo eres” (Futuras abuelas, no digáis eso, por favor). Piensan que somos unas bordes porque no queremos que les monten en todos los cacharros que ven en el centro comercial, sin medida…

3. Que vengan con todo su amor a darnos un vestido de puntilla para nuestra hija o unos calcetines tipo Froilán para el niño y que le digamos que no es nuestro estilo. Si lo han hecho ellas, pufff … la has cagado.

4. Que les pongamos límites a la hora de las visitas, es algo que llevan fatal… “Que es que ayer no vi al niño”.

5. Que les digamos: “porque soy su madre”… Creo que ellas piensan: “y yo la tuya, niñata”

6. Durante el embarazo, piensan que somos unas tikismikis con lo de no comer jamón… Y si son de Salamanca, más.

7. Que dejemos los juguetes por el salón, que en la casa haya dos centímetros de polvo y los cacharros sin fregar… ¡No lo soportan!

Venga, ABUELAS, poner aquí más cosillas…. Desahogaros, que nos vamos a reir mucho!

 

 

 

 

 

PSICO

Niños que hablan solos

Desde hace un tiempo, Leo (un niño de tres años) no para de hablar solo. Me parece fascinante cómo en cualquier situación, esté dónde esté y delante de quien sea, se mete al instante en su burbuja y se monta una película alucinante. Es cómo cuando lo hacemos los adultos… (gente que va por la calle tan ensimismada en sus pensamiento que va hablando a gritos… Aunque casi siempre parecen enfadados o agobiados,  repasando la lista de la compra o planificando algo futuro) Lo de Leo es muchísimo más divertido, en su mundo hay un personaje que se llama pachu con el que juega, se enfada… y me encanta cómo reacciona cuando se da cuenta que le estoy mirando: me mira cómo diciendo qué pasa, que te aburres… y al momento se vuelve a su burbuja. ¿Por qué perderemos esa facultad de crear mundo imaginarios POSITIVOS cuando somos mayores?

hablar solo

Me ha gustado este artículo sobre ello: http://www.elmundo.es/yodona/2008/09/22/babyblog/1222088403.html

BABY, PSICO

Llamémoslo celos, envidia, pelusilla…

Ayer llegué al capítulo 1.500 del temario maternal: Los celos de los niños.  Desde que le dijimos a Leo (2,5 años) que su primo Raúl (1 año) iba a venir a visitarnos, se comportó de una manera muy desconcertante. Hace poco, su primo era un bebé que “no hacía muchas cosas”, pero como acaba de aprender a andar y ya empieza a interactuar más con todos, está muy gracioso… y, claro, eso ya no le mola tanto.  Lo primero que hizo es mearse justo antes de que llegaran… Primero pensé que había sido un descuido, pero no, ayer se hizo pis tres veces… Me llamó la atención lo posesivo que fue con sus juguetes y cómo intentaba llamar la atención dándonos besos, gritando o tirando cosas… Sólo fue una tarde, así que supongo que los que tenéis varios hijos con estas edades lo viviréis a menudo. ¿Cómo se tienen que comportar los padres y familiares en esas situaciones? Le muestras aún más afecto a tu hijo o te comportas como siempre para que entienda que las muestras de cariño hacia otros niños no significan que no le queremos… ¿Cómo lo habéis hecho vosotr@s? Me preocupa no saber reforzar (en su justa medida) la autoestima de Leo.  celos niños