madre archivos - Espacio de crianza
Browsing Tag

madre

Uncategorized

Jefas que no permiten conciliar

Sí, sí… habéis leído bien, jefas: mujeres que han llegado a lo más alto, seguramente sorteando un montón de baches, y que no permiten que sus compañeras/empleadas concilien cuando se convierten en mamás. Yo he oído como dos jefas (45 y 50 años aprox.) criticaban que un papá autónomo fuera a la redacción con su peque (sólo para entregar un trabajo e irse). «Anda que en nuestra época nos iban a permitir venir al trabajo con nuestros hijos…», comentaron las dos. De verdad que detesto ese discurso de «en nuestra época». Que sí, que lo tuvistéis seguramente mucho más difícil,  pero se trata de ir mejorando de generación en generación, sobre todo apoyándonos nosotras. Es increíble, pero esto pasa… Hay jefas mamás que cuando una empleada les dice que quiere la reducción de jornada, se cabrea. Menos mal que también tenemos mujeres jefas estupendas. Yo tengo la suerte de trabajar con una: cuando me quedé embarazada y me echaron, me apoyó y me dio trabajo durante el embarazo. Además, me esperó hasta cumplir mi baja maternal, bueno, no sólo eso: me dejó prolongarla hasta que Leo y yo estuvimos preparados para «separarnos». Ahora, cada vez que la mando un mail con algo relacionado con el trabajo, siempre tiene una posdata preguntándome por Leo. Cuando la pido un poco más de tiempo para entregarle los reportajes, nunca me dice que no, sabe que se lo pido porque estoy hasta arriba con el peque y porque confía en que se lo entregaré en la fecha que le digo. ¡Cómo voy a fallar a esta mujer! No sé, creo que en este punto radica todo: nosotras no dejamos de ser buenas trabajadoras cuando nos convertimos en mamás, lo sabemos todas: desde la jefa de la supercompañía hasta la mami autónoma que se busca la vida como puede, todas estamos en el mismo barco y tenemos que apostar por nosotras, sin zancadillas, el futuro es nuestro… jejejjejej (comentario feminista, lo siento, se me escapan a veces…)

 

 

PSICO, Uncategorized

Un texto para debatir

Lo publicó de mimaternidad y otros demonios y me hizo pensar sobre qué «clase» de amor debemos dar a nuestros hijos. Me hizo reflexionar sobre la idea de que hay que tener muy claro que nosotras, las mamás, sólo somos una herramienta para que nuestros hijos construyan su propia vida, a su manera,  tal y como hemos hecho nosotras… Un amor desinteresado, incondicional y sobre todo libre.

A ver qué os parece:

» DECÁLOGO DE LA MADRE SEGÚN LA PSICOGENEALOGÍA

 1.-He parido un hijo que no es mío. Lo entrego al mundo.
 2.-Este hijo no ha venido a cumplir mi proyecto, ni los proyectos de mi árbol genealógico, sino el suyo propio.
3-No lo bautizo con ningún nombre ya presente en el árbol, ni con nombres que le impriman un destino.
 4.-Se lo doy todo, lo crío con afecto, sin dejar de ser yo misma, sin adicción al sacrificio, sino con responsabilidad y desde la libertad.
 5.-Le ofrezco herramientas que ayuden a construir el edificio de su propia vida, pero acepto que tome libremente las que el juzgue adecuadas y rechace las inadecuadas para él. Me doy cuenta que la mejor manera de enseñar a un hijo no es con mítines, ni con límites, sino con el ejemplo.
 6.-Acepto que deje de llamarme “mamá” cuando él lo decida, para pasar a llamarme por mi propio nombre, porque así rompe lazos de dependencia y la relación entre ambos se equilibra.
 7.-Le permito y facilito que tenga un espacio privado e íntimo en la casa que sienta como su propio territorio.
 8.- En cuanto a la elección de sus amistades, de su carrera, de sus actividades de ocio, etc., le escucho, le doy mi parecer, pero no selecciono nada por él, ni le prohibo ni lo obligo.
 9.- Dejo que mi hijo cometa errores, que se caiga, que no sea perfecto. Comprendo que cada fracaso es un cambio de camino y con ellos se crece cada día; si lo protejo demasiado lo bonsaitizo, nunca será adulto.
 10.-Jamás definiré a mi hijo (“es tranquilo”, “eres nervioso”, “es tímido”…), porque entiendo que los niños se forman su autoconcepto a partir de lo que sus padres dicen de él. Le transmito que dentro de él están todas las posibilidades del ser, lo es todo en potencia.»
 Pintura acrílica sobre metal. «Madre e hijo » por Elizabeth Ruch

PSICO, Uncategorized

Se acaba el 2011… ooooh!

Pufff… echo la vista atrás y todavía me estremezco cuando recuerdo todas las sensaciones y viviencias que he experimentado este año; todas forman parte de una sola: He sido madre! Sin duda me he convertido en mejor persona, ya no me acuerdo cómo era antes, pero se que era distinta.

Doy gracias todos los días por tener a Leo entre mis brazos, doy gracias por tener a mi lado a una persona que nos protege contra viento y marea, doy gracias por la energía que nos regalan los abuelos y tios primerizos…

Doy gracias por haber experimentado un parto, por haberme puesto al límite y comprobar que soy mucho más fuerte de lo que pensaba, mucho más.

Doy gracias por vivir la sensación de amamantar a mi bebé, es algo mágico!!!

Doy gracias por haberme depojado de todo lo material y haberme centrado en los olores, los sabores, los besos, el tacto…

Doy gracias por haber tenido los 365 días para mi peque. Desde que estaba embarazada hasta ahora que ya tiene 5 meses no me he perdido nada y todo lo he vivido con mucha intensidad.

Doy gracias por haber conocido a «nuevas» amigas madres con las que he creado un vínculo muy especial (Patri, Gema…)

También doy gracias a todos los que me seguís en el blog, ese ratito que todos los días dedico a escribir mis vivencias me ayuda mucho y me siento muy arropada.

Y… ¿Qué le pido entonces al 2012?

Seguir despertándome cada mañana con la sonrisa de mi bebé !!!

 

 

 

BABY, TIPS DE MAMI

Los bebés deberían dormir con su madre hasta los 3 años…

Lo dice un pediatra de la University of Cape Town. Afirma que la separación que todas las noches se produce entre la madre y el bebé puede ser dañino para el desarrollo de su cerebro, lo que podría conducir a problemas de comportamiento en la vida adulta.Mi hijo ha dormido en su cunita desde el principio, eso sí, antes se queda roque entre mis brazos. Es un tema de lo más controvertido. Las generaciones anteriores (nuestras madres, abuelas…) dicen que el bebé debe dormirse por sí mismo y en su cuna… Pero a mi me parece mucho mejor que lo haga acurrucado en mi pecho, ya tendrá tiempo de dormir solito. ¿Vosotras qué pensáis?

Más información sobre el estudio, aquí.